22 Errores comunes en el manejo de redes sociales

Actualizado: 10 de ene de 2019


Para ser un verdadero Social Rockstar, primero deberás evitar estos 22 errores. ¿Cuál de ellos estás cometiendo?

1. Hablar solamente de tu marca:

Recuerda, se trata de socializar, no de alimentar tu ego con cada publicación. Busca temas que despierten el interés de tu audiencia y que estén relacionados con el core de tu negocio.

2. Usar demasiados hashtags:

Solo porque existan muchas cuentas que coloquen hasta 25 hashtags, no significa que sea una buena idea. Instagram puede aplicar #Shadowban a una cuenta sin notificarlo, que se traduce en una gran disminución de alcance orgánico por generar SPAM. Lo idea es usar máximo 5 hashtags. Por otro lado, recuerda que en Facebook los hashtags no tienen la misma efectividad que en Twitter o Instagram.

3. No tener una identidad visual: Ser dinámico en redes sociales no significa tener tipografías, colores y estilos diferentes en cada publicación. Tu marca debe tener una personalidad definida en redes sociales y debe ser reflejada gráficamente. Define unos parámetros gráficos para las publicaciones de tu marca.

4. Prescindir de un objetivo: Estar en redes sociales no se trata de publicar y publicar como si ese fuese el propósito. Define en términos cualitativos y cuantitativos qué es lo que quieres lograr en las redes sociales: cuántos leads, cuantos casos de servicio al cliente resueltos, cuántas interacciones, cuánto tráfico al sitio web, cuántas personas alcanzadas, entre muchos otros indicadores posibles.

5. No responder a la comunidad: Cuando alguien va a tu oficina o tienda física y te hace una pregunta, ¿lo dejas “en visto”? Recuerda, así como tratas a tus clientes en medios tradicionales, debes tratar a tus clientes en redes sociales; ellos están esperando una respuesta el mismo día en que te escriban, no una semana después

6. Copys/descripciones demasiado extensos: Puede que tengas mucho que contar, pero lo mejor es que sintetices tus mensajes para que tengan entre 150 a 300 caracteres. Cabe aclarar que no siempre aplica esta regla, pero si tienes dudas es mejor prevenir.

7. No invertir en publicidad: No esperes que tu propuesta de valor se vuelva viral y llegue a toda tu audiencia por arte de magia. Según algunos estudios, el alcance orgánico potencial de las marcas en redes sociales es de máximo 10%. Esto significa que si no inviertes en publicidad, no puedes esperar que tu mensaje llegue a las personas indicadas, y habrás perdido el tiempo en la creación de contenido. ¿Qué esperabas? Las redes sociales también son un negocio.

8. No diversificar formatos: Si en realidad quieres que tu marca se vea dinámica e impactante en redes sociales, aprovecha la diversidad de formatos que te ofrecen las redes sociales: imágenes, videos, GIFs, carretes, canvas, stories, links y streaming. Eso sí, ten en cuenta la identidad visual de la que hablamos en el punto 3.

9. Mala redacción o errores ortográficos: No confundas el tono de comunicación amigable o cercano con la mala redacción y ortografía, eso habla muy, pero muy mal de tu marca. No olvides el buen uso de la puntuación.

10. Fijarse en el número de seguidores como principal indicador: El número de seguidores de una cuenta representa la punta del iceberg, hay muchas cosas más importantes que el tamaño de tu comunidad. ¿De qué sirve tener 100 mil seguidores si no interactúan con tu contenido?

11. Comprar seguidores o desarrollar estrategias #FollowBack: Peor que el punto anterior, es tener cuentas llenas de seguidores falsos o que no pertenecen al grupo objetivo. Piensa en lo siguiente: ¿qué vas a hacer con una comunidad de SPAM? ¿Qué objetivo corporativo podrías lograr?

12. Largos periodos de inactividad: No interesa si eres una empresa B2B o dirigida al público masivo, no abandones tus canales digitales, eso habla muy mal de tu marca. Si tienes dificultad en crear contenido, contrata una agencia como nosotros ;) o planifica tu contenido con tiempo.

13. Enfocarse en la cantidad en lugar de la calidad de contenido: No sirve de nada publicar 5 veces al día si no se tiene interacción. Antes de publicar algo, pregúntate: ¿si yo fuese un cliente potencial de esta marca, tendría interacción con esta publicación? No te preocupes si solamente publicas 10 veces al mes, siempre y cuando tu contenido sea un verdadero rompehielos.

14. Hablar siempre de los mismos temas: No seas tan intenso con lo mismo de siempre, una y otra vez. La gente quiere variedad de contenido. Esto es algo de lo que podrías publicar: noticias, tendencias, tips, promociones, memes, minijuegos, entre otros.

15. Medir la efectividad de las redes sociales por las ventas generadas: Existen diversas maneras de identificar el rol de los canales digitales en una estrategia, una de ellas son los modelos de atribución. De esta manera se ha demostrado en diversas industrias que el rol de las redes sociales es el de generar exposición de marca, no de vender, pues sería como calificar a un defensor de fútbol por su habilidad para marcar goles.

16. Dejar incompleta o mal configurada la información de la cuenta: Si tu contenido aporta valor y despierta interés en tus clientes potenciales, seguramente hará que visiten tu perfil. Por esta razón, es importante que mantengas actualizados todos los campos disponibles: descripción, categoría, teléfono, correo, sitio web, dirección, entre otros. Recomendamos agregarle un poco de personalidad a las descripciones.

17. Tener una comunicación muy formal y corporativa: Ten presente que nadie entra a las redes sociales con la expectativa de continuar con lenguaje y estilo de comunicación formal. Aprovecha el hecho que los usuarios abren su mente y están dispuestos a interactuar con marcas con personalidades más cercanas y amigables.

18. No tener estrategia de contenidos: Solo por el hecho que las redes sociales sean un medio más flexible que los medios tradicionales, no significa que te libres por completo de la planificación de contenido. Analiza tu audiencia, detecta los temas de interés, crea contenido y programa las publicaciones con anterioridad. Eso sí, mantente pendiente porque en cualquier momento aparecerá alguna publicación extra que deberá encajar en tu estrategia.

19. No promover la interacción ni la viralización de contenido: ¿Quieres que tu audiencia le de me gusta, comente o comparta tu contenido? No temas a la hora de incluir un llamado a la acción en los copys de las publicaciones, algo de tipo “Etiqueta a ese amigo que…” o “Un Me Gusta si…”

20. No usar emojis: Aprovechar los formatos que brindan las redes sociales incluyen el uso de emojis. No te preocupes, tu marca no se verá menos profesional por usarlos. Al contrario, hará que tu contenido tenga un porcentaje de interacción más alto (demostrado estadísticamente).

21. Querer estar en todas las redes sociales: No pienses que por no tener que pagar la apertura de cuentas en redes sociales entonces debes estar en todas; recuerda que el tiempo también es dinero. Invierte tu tiempo en aquellas en las que tu público potencial se encuentre, evaluando al mismo tiempo tu capacidad de producción de contenido. Por ejemplo, aunque tu público objetivo use Youtube, no abras un canal allí si no tienes la capacidad de crear contenido de video.

22. Encargar a cualquier persona la gestión de las redes sociales: Si en redes sociales está la mayoría de tus clientes potenciales, asegúrate de elegir la persona o agencia indicada para representar tu marca, pues será tu voz en internet. Si aún no tienes a nadie, la buena noticia es que estás en el lugar indicado.

Evita estos 22 errores comunes y muchos más gestionando tus redes sociales con Ideoviral. Contáctanos aquí :)

#RedesSociales

ideolab

Noticias, artículos & opinión

Lánzate al mundo digital;

no temas.

Carrera 16A #80-63, Oficina 704

Bogotá, Colombia.

Tel: (+57) 3102964984

hola@ideoviral.com

  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Instagram Icon

Somos:

Copyright © Ideoviral 2020. Todos los derechos reservados.